El abismo dentro de ti

[su_dropcap style=”simple” size=”5″]Q[/su_dropcap]uien con monstruos lucha cuide de no convertirse a su vez en monstruo.

Cuando miras largo tiempo a un abismo, también éste mira dentro de ti.


Friedrich Nietzsche

[su_quote cite=”Al hombre le ocurre lo mismo que al árbol. Cuanto más quiere elevarse hacia la altura y hacia la luz, tanto más fuertemente tienden sus raíces hacia la tierra, hacia abajo, hacia lo oscuro, lo profundo — hacia el mal. – F. Nietzsche“][/su_quote]

Las personas tenemos un camino de frente para decidir en libertad que ruta tomar, y es cuando dejamos de avanzar, en la búsqueda de la verdad y del constante auto conocimiento, que podemos echar raíces profundas en el mal, y es que el mal genuinamente humano, sin par en el mundo, y para quienes emprendemos el trabajo de investigar la condición humana no lo habremos de olvidarlo: “Quien no tiene alas, no debe tenderse sobre abismos”.

No se trata sólo del debate filosófico de la maldad, sino de la necesidad de reconocernos en el mal, de asumir la condición vulnerable, subconsciente y hasta tentadora de no oponernos a tomar la ruta de la violencia de una u otra forma .

Tan simple y tan complejo, saber, prepararnos y levantar el vuelo para el momento de la verdad oculta tras nuestros ojos, el momento en que reconocemos en nosotros mismos los monstruos que estudiamos.